¿Cuándo Se Construyó La Catedral De Santiago De Chile?

0 Comments

¿Cuándo Se Construyó La Catedral De Santiago De Chile
Catedral de Santiago – Memoria Chilena, Biblioteca Nacional de Chile La catedral de Santiago de Chile se comenzó a construir en 1541, aunque no se convirtió en iglesia parroquial sino hasta 1573. El terremoto de 1647 obligó a reconstruirla casi íntegramente, quedando consagrada como templo estable para el culto divino recién en 1670.

Luego de esto, múltiples desastres naturales (hasta el siglo XVIII) exigieron su nueva reconstrucción, restauración o traslado, quedando su estampa actual fijada hacia 1780, por obra del arquitecto, La naturaleza religiosa de todas las catedrales ha exigido que en su construcción se contemple un espacio arquitectónicamente apto para el desarrollo de la música.

Los secretos de la Catedral de Santiago

Este espacio es, usualmente, un sector alto ubicado frente a la nave central del templo, con amplio espacio y equipamiento básico para los músicos, además de la presencia de un órgano, el que muchas veces se ubica en secciones laterales de la iglesia y no frente al altar.

El volumen de sonido y el carácter armónico del órgano hacían imprescindible su presencia en las iglesias, al igual que en la iglesia catedral de Santiago. El actual órgano de este templo fue construido por la casa londinense Flight & Son. Arribó al país en 1849 y fue instalado de forma definitiva en 1850.

Debido a la herencia europeo-española de la práctica musical en la iglesia, que comprendía un cuerpo estable de músicos, compositores y otros personajes importantes para su labor, la mayor parte de las veces la actividad musical de la catedral se ejerció por medio de la lectura de partituras o registros notacionales que permitían una lectura siempre idéntica del sonido deseado por el compositor, arreglador o adaptador de las partituras.

La, en cambio, reconocida como una tradición que practica el aprendizaje de sus melodías de forma oral, se manifestaba comúnmente fuera del templo, sin perjuicio de que los fieles pudieran cantarle a sus divinidades dentro, debido a que al interior de éste funcionaba el estilo europeo de celebración de la misa, con el seguimiento estricto de cada parte.

En la catedral se realizaban variadas actividades. Además de ser un lugar de reunión y espacio público fundamental en el orden urbano colonial, en ella se realizaban y otras actividades del año litúrgico eclesial. Aunque se sabe que la catedral tuvo actividad desde el siglo XVI, la exigua presencia de documentos durante el siglo XVI hace imposible describir su actividad, de la cual existen registros únicamente desde fines del siglo XVII.

  1. En todo este período, es importante destacar la presencia que tuvieron los indios en el culto, de enormes facilidades para aprender la música e interpretarla de manera fiel, sin dejar en falta ninguno de los aspectos que la estética y práctica musical europea exigía.
  2. Hacia 1736 la catedral contaba ya con un cuerpo estable de músicos y, para 1782, poseía una actividad regular, con músicos asalariados, maestros de ceremonia y un,

Pero no fue sino a fines del siglo XIX cuando la composición de miembros de la capilla musical quedó formalmente configurada, gracias a un reglamento aprobado el año 1889. Este reglamento estableció la lista de integrantes de la capilla, que estaba compuesta por un maestro de capilla, dos sochrantes (miembro aventajado del coro), seis capellanes de coro, dos organistas, cuatro tenores, un barítono, dos bajos, seis niños cantores, hasta cuatro supernumerarios y dos fuelleros (quienes dan al aire al instrumento).
Ver respuesta completa

You might be interested:  Que Distancia Hay Entre Iquique Y Alto Hospicio?

¿Dónde se encuentra la catedral de Santiago?

La Catedral de Santiago fue el primer templo religioso que se fijó en el trazado original de la ciudad, después de que Pedro de Valdivia fundara la misma el 12 de febrero de 1541. Fue consagrada como Catedral luego de que el Papa Pío IV erigiera el Obispado de Santiago, en el año 1561.

  • Fue localizada al poniente de la Plaza de Armas, en donde se encuentra hasta la actualidad.
  • Sin embargo, de aquella primera rústica capilla no quedó nada después de que el alzamiento indígena del 11 de septiembre de 1541 acabara con el entonces incipiente poblado.
  • Una suerte similar corrieron las distintas versiones de la iglesia que se levantaron posteriormente; pues acabaron siendo destruidas tanto por mano humana, como a merced de todo tipo de desastres naturales, entre los que se cuentan terremotos, incendios y desbordes del río Mapocho.

La construcción del templo actual se remonta al año 1745 cuando el Obispo González Marmolejo encomendó la obra al constructor Matías Vásquez de Acuña, en base a los planos trazados por los arquitectos Pedro Vogl y Juan Hagen. En este nuevo templo, proyectado a tres naves, fue cambiada la dirección original de la iglesia, cuyo frente quedó orientado hacia la plaza y no hacia el norte, como lo había dispuesto el primer trazado de Pedro de Valdivia.

Así, las obras fueron comenzadas por la parte de atrás, que da hacia la calle Bandera, mientras el antiguo templo siguió funcionando en la parte delantera del predio. Pocos años después un incendio consumió la vieja iglesia, con lo que se precipitó la finalización de las obras de la nueva catedral. El trabajo fue asumido en 1780 por el arquitecto italiano Joaquín Toesca, quien rediseñó los planos de la parte ya construida, dirigió las obras del sector siniestrado, y proyectó las características que tendría la fachada de la Catedral, en estilo neoclásico.

A su vez, el arquitecto trazó también los planos para la construcción del templo parroquial de El Sagrario, ubicado a un costado de la Catedral, y del Palacio Arzobispal. Pero Toesca murió sin ver finalizadas las obras, las cuales fueron concluidas por Eusebio Chelli.

Con el objetivo de resguardar la construcción de los frecuentes movimientos telúricos, el proyecto original determinó que el edificio fuera fundado sobre mampostería de piedra y que se utilizara piedra de sillería para los muros perimetrales, pilares y arcos. Luego, la dirección de Toesca decidió el uso de columnas, pilastras adosadas acanaladas, y frontones circulares para coronar las puertas de acceso, rematadas por arcos de medio punto.

Por su parte, fue en la intervención de Eusebio Chelli en la que se unificaron las fachadas de la Catedral y del templo de El Sagrario. Ya en el año 1899, el arzobispo Mariano Casanova encargó a otro arquitecto italiano, Ignacio Cremonesi, la realización de labores de remozamiento de la Catedral y del templo de El Sagrario.

Cremonesi, quien suscribía al estilo romano, agregó dos torres a la fachada de la Iglesia, utilizado acero y hormigón armado. Cubrió los muros de piedra desnuda con albañilería de cal y ladrillos, amplió las ventanas para instalar en ellas vitrales, y cubrió el artesonado de madera del interior del templo con una bóveda de cañón con imágenes bíblicas, que además adornó con molduras, cornisas y medallones.

Los trabajos fueron entregados a poco del cumplimiento del primer centenario de la República, ostentando el aspecto que lucen hasta hoy. La catedral de Santiago fue declarada Monumento Histórico por Decreto Supremo N.º 5058, el 6 de julio de 1951. En años recientes se han efectuado en ella distintas intervenciones.
Ver respuesta completa

You might be interested:  A Que Hora Es El Toque De Queda Santiago?

¿Cuándo se construyó la iglesia de Santiago?

Una catedral para el Apóstol – Ya en el momento de su hallazgo, el rey asturiano Alfonso II el Casto ordenó construir una capilla de piedra y arcilla; el mismo monarca fue, según la tradición, el primer peregrino que la visitó. La iglesia fue ampliada significativamente en el año 899 por Alfonso III, que encargó la construcción de un templo de piedra en estilo asturiano, con tres naves y cabecera rectangular.

  • Pero esta basílica sería reducida a cenizas por Almanzor cuando asoló la ciudad de Compostela en el año 987, aunque las crónicas sostienen que respetó la tumba de Santiago.
  • A pesar de la devastación producida por el caudillo musulmán, su razia daría pie a que se emprendiese la construcción de la nueva catedral románica algunas décadas más tarde.

La primera piedra se colocó en el año 1075, por iniciativa de Alfonso VI, rey de León y Castilla, y del obispo de Santiago, Diego Peláez. Desde el principio, la catedral se concibió como una iglesia de peregrinación, de modo que se pudiera dar acogida a un gran número de peregrinos sin por ello interrumpir los oficios de la catedral.

  1. De ahí que se planeara una iglesia con planta de cruz latina, con un gran crucero y una enorme cabecera con girola, una galería en torno al ábside por la que los fieles podían transitar.
  2. Las puertas laterales del crucero permitían la entrada y salida de fieles que recorrían el deambulatorio hasta llegar a la tumba de Santiago, situada en una cripta bajo el altar mayor; todo ello sin pasar por la nave central ni afectar al culto catedralicio.

Del mismo modo, tanto el cuerpo central de la iglesia como el crucero están compuestos por tres naves para favorecer el flujo incesante de peregrinos, Otro elemento característico de las iglesias de peregrinación que encontramos en Santiago es la tribuna, una galería situada sobre las naves laterales que permitió alojar un mayor número de peregrinos en esta segunda planta abierta a la nave central.

  • La construcción de la catedral de Santiago se vio interrumpida por las intrigas políticas, que apartaron del trono episcopal en 1088 a Peláez, el supervisor de las obras.
  • Su sucesor, el enérgico obispo Diego Gelmírez, daría un fuerte impulso a la construcción, lo que permitió la finalización de esta primera basílica románica.

Además, Gelmírez consiguió que la diócesis compostelana fuera elevada a la condición de arzobispado. Bajo el mandato del obispo Gelmírez, entre los años 1100 y 1122, las dos puertas de los cruceros de la catedral, la de las Platerías y la de la Azabachería, fueron decoradas con ambiciosos programas escultóricos, dirigidos a los peregrinos que terminaban allí el largo camino.

La primera de ellas fue concluida en 1104. Pero unos años después, cuando la iglesia sufrió un incendio en el curso de una revuelta popular, la puerta del crucero norte, de la Azabachería, resultó muy dañada. Ello hizo que sus relieves fueran reaprovechados adosándolos a la puerta de las Platerías. De este modo, esta magnífica obra quedó convertida en un extraño e interesante conglomerado de añadidos.

La fuerte inclinación del terreno en el que se erigió la catedral hizo que pronto afloraran graves problemas estructurales en el edificio, que tendía a desplazarse y amenazaba con el derrumbe. Era una situación preocupante, que suponía todo un desafío para los constructores de la época.
Ver respuesta completa

¿Quién construyó el templo de la catedral?

La Catedral de Santiago fue el primer templo religioso que se fijó en el trazado original de la ciudad, después de que Pedro de Valdivia fundara la misma el 12 de febrero de 1541. Fue consagrada como Catedral luego de que el Papa Pío IV erigiera el Obispado de Santiago, en el año 1561.

  1. Fue localizada al poniente de la Plaza de Armas, en donde se encuentra hasta la actualidad.
  2. Sin embargo, de aquella primera rústica capilla no quedó nada después de que el alzamiento indígena del 11 de septiembre de 1541 acabara con el entonces incipiente poblado.
  3. Una suerte similar corrieron las distintas versiones de la iglesia que se levantaron posteriormente; pues acabaron siendo destruidas tanto por mano humana, como a merced de todo tipo de desastres naturales, entre los que se cuentan terremotos, incendios y desbordes del río Mapocho.
You might be interested:  Quien Compra Ropa Usada En Santiago?

La construcción del templo actual se remonta al año 1745 cuando el Obispo González Marmolejo encomendó la obra al constructor Matías Vásquez de Acuña, en base a los planos trazados por los arquitectos Pedro Vogl y Juan Hagen. En este nuevo templo, proyectado a tres naves, fue cambiada la dirección original de la iglesia, cuyo frente quedó orientado hacia la plaza y no hacia el norte, como lo había dispuesto el primer trazado de Pedro de Valdivia.

Así, las obras fueron comenzadas por la parte de atrás, que da hacia la calle Bandera, mientras el antiguo templo siguió funcionando en la parte delantera del predio. Pocos años después un incendio consumió la vieja iglesia, con lo que se precipitó la finalización de las obras de la nueva catedral. El trabajo fue asumido en 1780 por el arquitecto italiano Joaquín Toesca, quien rediseñó los planos de la parte ya construida, dirigió las obras del sector siniestrado, y proyectó las características que tendría la fachada de la Catedral, en estilo neoclásico.

A su vez, el arquitecto trazó también los planos para la construcción del templo parroquial de El Sagrario, ubicado a un costado de la Catedral, y del Palacio Arzobispal. Pero Toesca murió sin ver finalizadas las obras, las cuales fueron concluidas por Eusebio Chelli.

  • Con el objetivo de resguardar la construcción de los frecuentes movimientos telúricos, el proyecto original determinó que el edificio fuera fundado sobre mampostería de piedra y que se utilizara piedra de sillería para los muros perimetrales, pilares y arcos.
  • Luego, la dirección de Toesca decidió el uso de columnas, pilastras adosadas acanaladas, y frontones circulares para coronar las puertas de acceso, rematadas por arcos de medio punto.

Por su parte, fue en la intervención de Eusebio Chelli en la que se unificaron las fachadas de la Catedral y del templo de El Sagrario. Ya en el año 1899, el arzobispo Mariano Casanova encargó a otro arquitecto italiano, Ignacio Cremonesi, la realización de labores de remozamiento de la Catedral y del templo de El Sagrario.

Cremonesi, quien suscribía al estilo romano, agregó dos torres a la fachada de la Iglesia, utilizado acero y hormigón armado. Cubrió los muros de piedra desnuda con albañilería de cal y ladrillos, amplió las ventanas para instalar en ellas vitrales, y cubrió el artesonado de madera del interior del templo con una bóveda de cañón con imágenes bíblicas, que además adornó con molduras, cornisas y medallones.

Los trabajos fueron entregados a poco del cumplimiento del primer centenario de la República, ostentando el aspecto que lucen hasta hoy. La catedral de Santiago fue declarada Monumento Histórico por Decreto Supremo N.º 5058, el 6 de julio de 1951. En años recientes se han efectuado en ella distintas intervenciones.
Ver respuesta completa